La conciencia Índigo, futuro presente


El libro posee derechos de autor. La Fundación INDI-GO y los autores de los artículos autorizan la reproducción de este material para fines no comerciales, parcialmente o en su totalidad, por cualquier medio, siempre que se ponga la línea de acreditación y ningún contenido sea alterado.

Conciencia Indigo

A la Humanidad en Marcha

Sobre el libro

La obra está dividida en siete partes:
La primera parte contiene una presentación general de quiénes son los Índigo, cómo reconocerlos, cuáles son las pautas más comunes de comportamiento y respuestas a las preguntas más frecuentes de los padres de familia.

La segunda, pretende palpar la realidad de los niños y jóvenes Índigo desde varios ángulos, presentando la perspectiva general de padres y profesionales relacionados con el tema en América Latina.

La tercera y cuarta partes hacen un compendio desde los nuevos horizontes de la educación y la salud.

La quinta, abarca datos sobre los niños psíquicos y los niños de la vibración Cristal.

La sexta parte recoge las tradiciones y lo mítico relacionado con los niños Índigo desde el bagaje cultural y la cosmovisión de América Latina.

La séptima, incluye entrevistas a personas de varios ámbitos que plantean el tema Índigo desde sus ópticas particulares. Contiene también una breve presentación de cada autor, la bibliografía referencial, el reporte de la Fundación INDI-GO y las páginas web recomendadas.

Estamos viviendo en una época bastante contradictoria: por un lado, la violencia está llegando a grados nunca alcanzados en la historia conocida de la humanidad; por otro, todo indica que está surgiendo un nuevo tipo de humanidad, llena de amor y de sabiduría, es como si estuviera sucediendo una transmutación.

Innumerables seres humanos, después de una crisis existencial, están reconociendo que la sociedad en que viven perdió el sentido de la existencia y ya están en la búsqueda de descubrir nuestra verdadera naturaleza, y a veces se iluminan.

Están surgiendo cada vez más niños que desde la cuna presentan una sabiduría excepcional. Son los niños Índigo, objeto de este libro, cuya capacidad no puede ser objeto de dudas. He aquí una invitación para observar y cambiar de rumbo.

Dr. Pierre Weil

Fundador y Rector de la Universidad Holística Internacional, Fundación Ciudad de la Paz, conocida como UNIPAZ-Brasilia, asesor de la UNESCO y consultor de la ONU en Educación para La Paz, Premio Verde de las América 2002.

Introducción

Nuevos niños están naciendo, ellos cambiarán la vibración de todo el mundo y el flujo de la creatividad variará, dando lugar al hombre nuevo. Niños que vienen de la familia de la luz-amor. Son los que nos enseñarán sobre el amor como fuerza creadora. Además, acelerarán la comunicación telepática de todo el mundo.

Los niños que han reencarnado en esta época lo hacen por razones sagradas: construir una nueva sociedad basada en valores humanos, como la verdad, la cooperación, el amor, la inofensividad, la paz, la libertad, la creatividad. De la misma forma en que una planta crece y se orienta en dirección a la luz, así el hombre se dirige hacia la iluminación y el enriquecimiento de sus valores intrínsecos. La educación de los niños comienza con la educación de los padres.

Los niños son el más preciado don que nuestra sociedad dispone. Qué bendición tan especial es participar de esta vibración, formar parte del milagro de la vida y asistir a dar a luz a un niño. Ellos se han convertido en nuestros maestros. Estos nuevos niños nos instruyen y comparten con nosotros lo que saben, lo que sucede desde su perspectiva.

En cada niño hay un ser creador que es necesario despertar y llevar a la acción. Estamos hablando de unas almas que vienen con un total desarrollo, que han logrado la individualización como espíritu-alma-cuerpo, frente al todo planetario. Y llegan para elevar, a través de su presencia y de su experiencia, a la humanidad a una activa relación con el medio ambiente, las responsabilidades sociales, la tradición, a reconciliar los elementos humanos con los suprahumanos y a crear esa correcta relación entre el todo, el medio y la parte y entre la vida, la conciencia y la forma, como ente pensante, consciente y sensible.

Ellos vienen a cubrir las necesidades insustituibles y urgentes en la emergente alborada de la nueva era de Acuario.

Juan Ángel Moliterni

Astrólogo y humanista kármico argentino, filósofo, cosmobioterapeuta holístico y músico. Fundador y director del Centro Escuela Claridad.

 

Puedes encontrar también mucha información sobre este apasionante tema en el libro:
Cristal-Indigos, la Esencia del Cambio

Anuncios

Niños Índigo


 Niños Índigo

Interesante definición y pautas a saber sobre los Niños Índigo.

El término niños índigo es utilizado en el contexto de la llamada “Corriente de la Nueva Era” o “New Age”, para referirse a aquellos niños que supuestamente representarían un estado superior de la evolución humana.

Quienes defienden esta hipótesis señalan dicha evolución como un avance espiritual, ético y mental.

 Niños Índigo

A partir de la década del 80, ellos comenzaron a llegar. Son niños espectaculares.

Están llegando para ayudar a la transformación social, educativa, familiar y espiritual de todo el planeta, independientemente de las fronteras y de las clases sociales.

Son como catalizadores para desencadenar las reacciones necesarias para las transformaciones. Ellos poseen una estructura cerebral diferente en lo que se refiere al uso de los potenciales de los hemisferios izquierdo (menos) y derecho (más).

Esto significa que ellos van más allá del plano intelectual, estando el foco de su brillo en el plano de la acción. Ellos exigen del ambiente que los rodea ciertas características que no son comunes ni auténticas en las sociedades actuales.

Ellos nos ayudarán a destituir dos paradigmas de la humanidad: Nos ayudarán a disminuir el distanciamiento entre PENSAR y ACTUAR.

Hoy en nuestra sociedad todos saben lo qué está bien o mal. Sin embargo, frecuentemente actuamos diferentemente a cómo pensamos. Estos niños van a inducirnos a disminuir este distanciamiento, generando así una sociedad más auténtica, transparente, verdadera, con mayor confianza en nuestras relaciones. Ellos también nos ayudarán a mudar el foco del YO hacia el PRÓJIMO, inicialmente a partir del restablecimiento de la autenticidad y la confianza de la humanidad, que son requisitos previos para que podamos respetar y considerar más al PRÓJIMO que a nosotros mismos. Como consecuencia, disminuirán el Egoísmo, la Envidia, las Exclusiones, resultando en una mayor solidaridad y compartición.

¿Cómo van a hacer semejante transformación estos niños?

A través del cuestionamiento y la transformación de todas las instituciones rígidas que los rodean. Comenzando por la Familia, que hoy se basa en la imposición de reglas, sin tiempo de dedicación, sin autenticidad, sin explicaciones, sin información, sin elección ni negociación. Estos niños simplemente no responden a estas estructuras rígidas, porque para ellos es imprescindible tener opciones, relaciones verdaderas y mucha negociación. Ellos no aceptan ser engañados porque tienen una “intuición” para percibir las verdaderas intenciones, y no tienen miedo. Por lo tanto, intimidarlos no da resultado, porque ellos siempre encontrarán una manera de obtener la verdad. Ellos perciben las verdaderas intenciones y las debilidades de los adultos.

La segunda institución vulnerable a la acción de los Índigos es la Escuela. Hoy el modelo de enseñanza es siempre impuesto, sin mucha interacción, sin escuchar y sin la participación de los estudiantes. Este modelo es simplemente incompatible con los Índigos, siendo por lo tanto el mayor conflicto, muchas veces superior al que hay con la familia, principalmente por la falta de vínculos afectivos y amor.

Como los Índigos poseen una estructura mental diferente, resuelven problemas conocidos de una manera diferente, más allá de encontrar formas diferentes de razonamiento que sacuden el modelo educativo actual.

El tema de los Niños Índigo es fascinante y relativamente nuevo en el campo de la investigación. Presentaremos aquí un resumen del libro

The Indigo Children (Los Niños Índigo), escrito por Lee Carroll y Jan Tober, que fue publicado por primera vez en Mayo de 1999, y que ya fue traducido al español.

¿Qué es un Niño Índigo?

Un niño índigo es aquél que muestra una nueva y poco usual serie de atributos psicológicos con un patrón de comportamiento no documentado aún. Este patrón tiene factores comunes y únicos que sugieren a quienes interactúan con los niños (los padres en particular) que deben cambiar la forma de tratarlos y de criarlos para poder lograr un equilibrio adecuado. Ignorar estos nuevos patrones de comportamiento es crear desequilibrio y gran frustración potenciales en la mente de estas preciosas nuevas vidas.

Hay varias clases de Niños Índigo, pero en la siguiente lista están dados algunos de los patrones de comportamiento más comunes:

Ellos vienen a este mundo con un sentimiento de realeza (y frecuentemente se comportan de ese modo). Ellos tienen la sensación de “merecer estar aquí” y se sorprenden cuando otros no comparten eso. La autoestima no es para los niños índigo un gran tema de preocupación. Con frecuencia les dicen a sus padres “quiénes son ellos”.

Ellos tienen dificultad en aceptar una autoridad absoluta sin ninguna explicación y sin alternativa. Ellos simplemente no harán ciertas cosas; por ejemplo: esperar en una fila es muy difícil para ellos. Se frustran con sistemas rituales que no requieren pensamiento creativo. Con frecuencia ellos encuentran mejores formas de hacer las cosas, tanto en casa como en la escuela, lo que los hace parecer rebeldes, inconformes con cualquier sistema. Parecen antisociales a menos que se encuentren entre niños de su misma clase.

Si no hay otros con un nivel de consciencia similar, a menudo se tornan introvertidos, sintiendo que ningún ser humano los entiende. La escuela a menudo es muy difícil para ellos desde el punto de vista social.

Ellos no son tímidos a la hora de expresarle a usted lo que necesitan. No responderán a la disciplina de “culpa” (“espera que tu padre llegue a casa y se entere de lo que has hecho”).

La expresión “Niños Índigo” viene del color del aura de estos niños.

Tipos de Niños Índigo

Hay cuatro tipos diferentes de Índigos, cada uno con un propósito:

1. El humanista: el primero es el Índigo humanista que está destinado a trabajar con las masas. Ellos son los médicos, abogados, profesores, comerciantes, ejecutivos y políticos del mañana. Ellos servirán a las masas y son muy hiperactivos y extremadamente sociables. Ellos hablarán con todo el mundo, siempre en forma muy, pero muy amigable. Ellos son torpes y muy hiperactivos. Algunas veces se estrellarán contra una pared porque olvidaron poner los frenos. Ellos no saben cómo jugar con un juguete, pero le sacarán todas las partes que contengan y probablemente después no lo vuelvan a tocar. Son del tipo de persona al que hay que recordarles las cosas permanentemente, porque a menudo se olvidan de las órdenes simples y se distraen. Son lectores feroces.

2. El conceptual: Los Índigos conceptuales están más interesados en proyectos que en personas. Ellos serán los ingenieros, arquitectos, diseñadores, astronautas, pilotos y militares del mañana. Ellos no son torpes, por el contrario, son niños muy atléticos. Son controladores y la persona que más tratan de controlar es a su madre si son niños, y a su padre si son niñas. Este tipo de Índigo tiene tendencia a la adicción, especialmente a drogas durante la adolescencia. Sus padres deben vigilar estrechamente sus patrones de comportamiento.

3. El artista: El Índigo Artista es mucho más sensible y su cuerpo a menudo es más pequeño, aunque eso no es una regla general. Están más inclinados hacia el arte, son muy creativos y serán los profesores y artistas del mañana. Sea lo que sea a lo que se dediquen, siempre estarán orientados hacia el lado creativo. Dentro del campo de la medicina, serán cirujanos o investigadores. En el campo de las artes, serán los actores. Entre los 4 y los 10 años, ellos pueden involucrarse en hasta 15 actividades creativas diferentes, le dedicarán 5 minutos a una y luego la abandonarán.

4. El inter dimensional: El Índigo inter dimensional es mucho más grande que los demás índigos, desde el punto de vista de la estatura. Entre los 1 y 2 años ya no les podrá decir nada. Ellos dirán: “Yo ya lo sé” o “Yo puedo hacer eso”, o “Déjame sólo”. Son ellos quienes traerán nuevas filosofías y espiritualidad a este mundo. Pueden llegar a convertirse en bravucones y jactanciosos porque son mucho más grandes y también porque no encajan en ningún patrón de los otros 3 tipos.

Características para identificar a los Niños Índigo:

Los autores enumeran las siguientes características para ayudar a identificar si su niño es un Índigo:

Tiene gran sensibilidad

Tiene energía en exceso

Se distrae fácilmente o tiene bajo poder de concentración.

Necesita adultos emocionalmente estables y seguros a su alrededor

Se resiste a la autoridad si ésta no está democráticamente orientada

Prefiere otras formas de aprendizaje –para la lectura y las matemáticas en particular.

Puede frustrarse fácilmente porque tiene grandes ideas pero pocos recursos o personas dispuestas a ayudarle a realizarlas

Aprende a un nivel exploratorio, y se resiste a memorizar mecánicamente o a ser un mero oyente.

No dura mucho tiempo sentado a menos que esté absorto en un tema de su interés.

Es muy compasivo y tiene muchos miedos, tales como a la muerte y a la pérdida de sus seres queridos.

Si experimenta fracasos o decepción a edad muy temprana, puede desistir y desarrollar un bloqueo permanente.

Problemas que los Índigos pueden experimentar.

Exigen mucha atención y sienten que la vida es demasiado valiosa para dejarla pasar.

Quieren que las cosas sucedan y con frecuencia fuerzan una situación a fin de obtener lo deseado.

Pueden llegar a irritarse emocionalmente por quienes no entienden el fenómeno Índigo.

Ellos no pueden entender por qué las personas operan en modalidades no basadas en el amor.

Aún así, son extremadamente resistentes y hábiles para ayudar a niños necesitados aunque su ayuda a menudo sea rechazada.

En la juventud pueden tener problemas de adaptación con otros niños.

Los Niños Índigo a menudo son diagnosticados con desórdenes de atención (ADD – Attention Deficit Disorder) o alguna forma de hiperactividad.

¿Qué podemos hacer?

Hay algunas reglas básicas que debemos tener en cuenta para no perdernos el brillo de estos niños.

Trate a los Índigo con respeto – Honre su existencia en la familia. Ayúdelos a crear sus propias soluciones disciplinarias. Siempre deles a elegir.

Nunca los desprecie ni los haga sentir pequeños. Explíqueles siempre el por qué de las instrucciones que usted da. Escuche esas explicaciones.

No use la estúpida frase de: “porque yo lo digo”. Si usted usa semejantes expresiones, entonces reconsidere sus instrucciones y corríjalas. Ellos la/lo respetarán por ello y esperarán. Pero si usted les da órdenes autoritarias y dictatoriales, sin bondad ni razones sólidas, estos niños lo derrotarán. Simplemente no obedecerán o, lo que es peor, le darán una lista de razones que descalifican sus intenciones.

La honestidad vencerá como nunca antes. Conviértalos en socios de su propia crianza. Desde la temprana infancia explíqueles todo lo que usted está haciendo. Tal vez ellos no entiendan, pero ellos percibirán su consciencia y su honra por ellos. Proporciónele seguridad cuando usted le brinde apoyo.

Evite críticas negativas. Siempre hágales saber que usted los apoyará en todo momento. Ellos crecerán de acuerdo a sus verbalizaciones y lo sorprenderán en el proceso. No los haga hacer simplemente, sino permita que ellos lo hagan con apoyo.

  • No les diga quiénes son, ni quiénes serán en el futuro. Déjelos que ellos decidan lo que les interesa.
  • No los fuerce a que entren en el oficio familiar o en algún tipo de negocio porque la familia lo haya estado haciendo durante generaciones. Estos niños no serán seguidores en absoluto.

Consejos para la relación con Índigos Los Índigo son abiertos y honestos – esto no es una debilidad, sino su mayor fortaleza. Si no son honestos y abiertos con ellos, ellos seguirán siendo los mismos con ustedes: sin embargo, no los respetarán.

El aburrimiento puede traer arrogancia en los Índigos, así que no dejen que se aburran. Si actúan con arrogancia, significa que necesitan un nuevo desafío y nuevos límites. Alimente sus cerebros y manténgalos ocupados de la mejor forma posible.

Los padres, maestros y auxiliares tienen que ser capaces de establecer y mantener límites claros, y sin embargo, lo suficientemente flexibles para cambiar y ajustar esos límites cuando sea necesario, basados en el crecimiento emocional/mental, pues los Índigos crecen rápido. Ser firmes, pero justos, es necesario para el bien de ellos y el nuestro. El mensaje dado y transmitido por los adultos debe ser más placentero que doloroso, y más basado en el amor que en el miedo.

Mantenga al niño informado e involucrado en los asuntos. Evite malentendidos simplemente dando explicaciones. No pierda la paciencia con su niño.

Evite dar órdenes (verbos en imperativo). En vez de usar órdenes verbales, use el tacto para llamar su atención. Ellos son muy sensibles al contacto (toque en el hombro, apretón de manos, abrazo, etc.) Mantenga su palabra Negocie en cada situación.

No esconda nada ni use lenguaje ofensivo. Deje que sus emociones le muestren amor, y no odio. Discuta la situación generadora de la reprimenda después de ésta. Después de todo, siempre acérquesele al niño y vea si hubo un aprendizaje y crecimiento tras la reprimenda.

Importante: Recuerde que el castigo no funcionará con estos niños. El castigo es diferente de la reprimenda. El castigo está basado en la culpa, mientras que la reprimenda se basa en un crecimiento o mejoramiento.

Problemas de los métodos educacionales en las escuelas

En la educación y al elegir una escuela, debemos tener en mente que debemos enseñar a los niños CÓMO pensar y no QUÉ pensar. Nuestro papel no es transmitir conocimiento, sino transmitir sabiduría. La sabiduría es el conocimiento aplicado. Cuando le damos a los niños sólo conocimiento, les estamos diciendo qué pensar, lo que supuestamente deben conocer y lo que queremos que ellos crean como verdad.

Cuando les transmitimos sabiduría a los niños, no les estarnos diciendo lo que deben pensar o lo que es verdad. En cambio, les decimos a ellos cómo hacer para encontrar su propia verdad. Por supuesto, no podemos ignorar el conocimiento cuando enseñamos sabiduría, porque sin conocimiento no hay sabiduría. Una cierta cantidad de conocimiento debe pasar de una generación a la siguiente, pero debemos permitir que los niños la descubran por sí mismos. El conocimiento con frecuencia se pierde, pero la sabiduría nunca se olvida.

Los viejos patrones de energía se basan en la creencia fundamental de que los niños son simples vasos vacíos que deben ser llenados de conocimiento por expertos, los profesores. Los profesores utilizan técnicas de avergonzar y comparar a los estudiantes, con la idea de que eso les dará motivación. En esta atmósfera, cualquier niño que no encaja en el modelo es considerado un niño problemático.

El problema con este sistema es que los niños aprenden a suplir su necesidad de atención y reconocimiento de forma negativa.

La Educación de un niño Indigo :

– Los niños aprenden por imitación, nuestro ejemplo es muy importante .

– No le hagas a él lo que no te gustaría que te hicieran a ti.

– Sus acciones tienen unas consecuencias (tanto buenas como malas) .

– Respeta sus ritmos biológicos naturales.

– Pacta con él, no lo chantajees emocionalmente.

– Habla con el todo los días para distender y limpiar energías.

– Todo tiene que funcionar por democracia no por jerarquía.

– Recuérdale que tiene que aprender como funcionan las cosas.

– Hacer alguna actividad para que enfocar su energía sobrante (si es un deporte procura que no sea competitivo) .

– La educación empieza en casa (no hay que echar toda la responsabilidad a los educadores).

– Dedícale un tiempo diario al cien por cien.

– Respeta su espacio.

– No lo compares, tu hijo o alumno es único.

– Compórtate con él de la misma forma que te comportarías con una persona que admiras mucho.

– Los niños no nos pertenecen, por mucho que los hallamos traído a este mundo.

– No descargues tus frustraciones y traumas con los niños.

– No decidas por el niño, piensa que cuando tu eras pequeño no te gustaba que decidieran por ti.

– Evita que el niño coma comida rápida o alimentos con azúcar o glucosa..

– Déjale que cometa sus propios errores, no intentes controlar su vida, trata solo de guiarle.

– Reconoce sus necesidades, pues igual no son las que tú crees.

– Ayúdale a asimilar conocimientos con técnicas de memorización y aprendizaje.

– Enséñale desde el principio el valor de las cosas.

– Enséñale pensamiento critico.

– A la hora de educar olvídate de las costumbres y utiliza tu sentido común.

Cuestiones de salud

Existen duras disfunciones claramente asociadas con los Índigos: Desorden de Déficit de Atención –ADD (Attention Deficit Disorder)–, y Desorden Hiperactivo de Déficit de Atención –ADHD (Attention Deficit Hyperactive Disorder).

Los índigos son frecuente y erróneamente diagnosticados con ADHD o ADD porque se niegan a obedecer. Cuando vemos una película de Clint Eastwood, aplaudimos su rebeldía. Sin embargo, cuando este mismo espíritu se evidencia en nuestros hijos, nosotros les damos drogas. Pero es importante resaltar que no todos los Niños Índigo tienen ADD o ADHD, y que no todos los niños con ADD o ADHD son Índigos.

Fuente: Monografías.

consulta a Marianela Garcet, sobre terapias a distancia para Niños Índigo y/o Cristal

Niños Hiperactivos


Niños Hiperactivos

Mensaje sobre las características de los niños hiperactivos y como ayudarlos
¿Por qué casi no hay niños franceses hiperactivos o con déficit atencional?
Lunes 3 junio 2013 | 11:52 · Actualizado: 11:54
Publicado por Denisse Charpentier · visitas
niños hiperactivos

Mientras en Estados Unidos alrededor del 9% de los escolares han sido diagnosticados con Trastorno de Déficit Atencional con Hiperactividad (TDAH) y en Chile alrededor de un 5%, en Francia apenas un 0,5%. ¿Cuál es el motivo?

La terapeuta familiar estadounidense y doctora en psicología, Marilyn Wedge, explicó en una columna en el portal especializado Psychology Today, que en Norteamérica “los psiquiatras consideran al TDAH como un trastorno biológico con causas biológicas, por lo que el tratamiento elegido es también biológico: medicamentos psicoestimulantes como Ritalin y Adderall”.

En cambio, señala la especialista, “los psiquiatras franceses, ven el TDAH como una condición médica que tiene causas psico-sociales y situacionales”, esto quiere decir que en lugar de tratar los problemas de comportamiento con medicamentos, los profesionales parisinos se centran en el contexto social del niño. De este modo, el problema se trata con psicoterapia o terapia familiar. “Esta es una manera de ver las cosas muy diferente a la tendencia estadounidense (que se acerca mucho a la chilena) de atribuir todos los síntomas a una disfunción biológica, como un desequilibrio químico en el cerebro del niño”.

Además, la profesional explica que por lo general, en Francia no se utiliza el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM). Según el sociólogo Manuel Vallee, la Federación Francesa de Psiquiatría ha desarrollado un sistema de clasificación alternativo llamado CFTMEA (Classification Française des Troubles Mentaux de L’Enfant et de L’Adolescent), lanzado por primera vez en 1983 y actualizado en 1988 y 2000. “El enfoque de CFTMEA es identificar y abordar las causas subyacentes de los síntomas psicosociales de los niños”, explica.

“En la medida en que los médicos franceses tienen éxito en encontrar y reparar lo que ha ido mal en el contexto social del niño, menos pequeños califican para el diagnóstico de TDAH. Por otra parte, la definición de TDAH no es tan amplia como en el sistema americano, que, a mi juicio, tiende a ‘patologizar’ gran parte de lo que es el comportamiento normal de la infancia. El DSM no considera específicamente las causas subyacentes. Por lo tanto, lleva a los médicos dar el diagnóstico de TDAH a un número mucho mayor de niños sintomáticos, alentando al mismo tiempo a tratar a los niños con los productos farmacéuticos” complementa la experta.

Alimentación y estilo de vida

Por otro lado, Wedge dice que el sistema parisino toma en cuenta factores como la alimentación, pues algunos colorantes artificiales y preservantes pudieran afectar la conducta de los menores. “En los Estados Unidos, el enfoque estricto sobre el tratamiento farmacéutico del TDAH, anima a los médicos a pasar por alto la influencia de factores dietéticos sobre el comportamiento de los niños”, explica.

Además, señala que en Francia también influye el estilo de crianza de los padres, que se caracteriza por establecer límites claros. Ella afirma que es muy difícil que en una familia francesa, un niño “picotee” entre comidas, ya que la mayoría ha aprendido que las comidas son cada 4 horas y que deben esperar pacientemente si les da hambre a una hora que no corresponde.

“Como terapeuta que trabaja con niños, tiene perfecto sentido para mí que los niños franceses no necesiten medicamentos para controlar su comportamiento, porque aprenden autocontrol temprano en sus vidas. Los niños crecen en familias en las que las reglas son bien entendidas, y existe una jerarquía familiar clara. En las familias francesas, los padres se hacen firmemente cargo de sus hijos, al contrario del estilo de la familia estadounidense, en el que la situación es muy a menudo viceversa”, finaliza.

Los Índigo y el Trabajo


Los Índigo y el Trabajo

Mensaje sobre Los Índigo y el Trabajo

Sean un adulto Índigo enfrentando un cambio en su carrera o un joven adulto buscando trabajo, como Índigo son desafiados por el concepto de trabajo, cómo encontrar el empleo correcto que les interese y use sus dones y energías.

No es que no quieran trabajar, aunque pueda parecer de esa manera para los demás porque ya sea que se desanimen y dejen de buscar o simplemente no puedan decidir qué quieren hacer y no hacer nada.

Los Índigo y el Trabajo

Con tantos dones, un deseo de hacer lo que aman, un disgusto por las reglas, procesos y autoridad, y la motivación de ser su propia persona, el trabajo tiene que ser más como un “juego”.

Estamos en una encrucijada en la que los conceptos de dónde trabajamos, cómo trabajamos y los caminos que toman nuestras carreras están cambiando tan rápidamente que es difícil mantenerse. No obstante, la revolución que los Índigo han comenzado, comenzando con los adultos Índigo, está aquí.

Los adultos Índigo que se encuentran buscando nuevas carreras, ya sea voluntariamente o por necesidad, estarán creando nuevas oportunidades que les permitan usar sus dones de una manera que nunca antes pudieran usar. Nuevas opciones creativas, un enfoque en la individualidad, el pensamiento adicional y la innovación el lugar de trabajo en formas que apelarían a los Índigo si ellos pudieran dar un paso en la dirección de sus sueños.

Los Índigo más jóvenes necesitan ayuda en la forma de que alguien pueda ayudarles a encontrar su visión en un mundo que es muy diferente y requiere motivación y valor que ellos a veces pueden reunir.

El problema no es la falta de opciones sino el alcance ilimitado de posibilidades.

Y mucho no están conscientes de que ellos pueden crear su propio camino y no saben dónde comenzar. Quizá ustedes vean esto (o lo sientan si están luchando con un cambio de carrera) como una falta de motivación pero no lo es. El escenario es tan diferente que es confuso, difícil de saber cómo van acomodadas las piezas. Simplemente enfóquense en sus sueños y den un paso hacia adelante y el Universo se apresurará para encontrarlos.

– – – – –

Los contenidos tienen copyright © 2004-9 por Jennifer Hoffman. Todos los derechos reservados. Puede circular siempre y cuando la nota completa del copyright sea desplegada, se den los créditos apropiados y no haya cobro por el mensaje.

Traducción: Xitlalli Contreras – http://www.templodelsol.com

Email del canal: healing@urielheals.com

Correo de Voz: 480-894-1675

Web: http://www.urielheals.com/


consulta a Marianela Garcet
, sobre terapias a distancia para Niños Índigo y/o Cristal

Los niños indigo y el proceso de adaptabilidad


Los niños indigo y el proceso de adaptabilidad

Importante mensaje a tener en cuenta sobre los niños indigo y el proceso de adaptabilidad

No es sencillo ser un niño Índigo.

Tampoco es fácil ser padre o maestro de un niño Índigo.

En los años 80, en los Estados Unidos, una conocida espiritualista
norteamericana de nombre Nancy Ann Tappe, que aplicaba terapias con el color,
comenzó a notar que los niños tenían una coloración azul violeta en las
capas más exteriores de sus auras (llámese así al campo energético alrededor
del cuerpo humano), cosa que nunca había visto antes. Intrigada, decidió
investigar más profundamente y comenzó a reconocer características comunes en
todos estos pequeños.

Mayor inteligencia, mayor energía, mayor espiritualidad. Todo parecía ser
mayor en estos niños a los que bautizó como niños Índigo. Poco tiempo después
publicaba Understanding your Life Through Color (Comprendiendo su vida a través
del color), un libro que se convirtió en el primero que abordaba seriamente el
tema de los niños Índigo y que lanzó este término a los niveles de
popularidad que tiene en todo el mundo.

Entre las principales características de los niños Índigo están, en términos
generales, su sentido de realeza (un natural sentimiento de tener derecho a
estar acá), la necesidad de relacionarse con otros seres, su afán de liderar,
su mayor cantidad de energía, su natural sentido de la justicia y de cuestionar
patrones establecidos.

Es difícil para ellos aceptar el concepto de autoridad propiamente dicho, sobre
todo cuando éste no está apoyado en la coherencia de quien ostenta o reclama
dicho estatus. Es decir que, en la mayoría de los casos, estos niños lo sacarán
de sus casillas en todo momento si es que usted no es coherente entre lo que
dice y lo que hace.

Por un lado, es cierto que muchas de estas características eran inevitables,
teniendo en cuenta que la sociedad se va convirtiendo cada vez con mayor
velocidad en un cúmulo de innovaciones técnicas y de información a todo
nivel.

La sociedad se está volviendo cada vez más tecnificada, conceptos como la
computadora, la Internet, la comunicación en tiempo real, etc, que eran sólo
sueños hace algunos años, hoy son una realidad. Es natural entonces que los niños
nacidos hoy tengan una mayor empatía con todas estas cosas, por la simple razón
de que están naciendo en este medio ambiente cargado de cuestiones tecnológicas.

Hasta allí no es necesario aplicar el concepto de niño Índigo. Sin embargo,
¿se ha preguntado si todas las nuevas características de esta sociedad de la
información están basadas en valores verdaderos? No, por supuesto. Esta
sociedad se hace cada día más y más caótica.

Criamos a nuestros hijos como si preparásemos a un futuro campeón de lucha
libre, pero con mucha información en el cerebro, porque asumimos que esta
sociedad se va a volver cada vez más salvaje, deshumanizada, donde por selección
natural sólo los más fuertes, preparados, titulados, van a poder sobrevivir
para lograr un buen puesto de trabajo, un buen auto, un buen departamento y un
promisorio futuro, porque pensamos que todas estas cosas nos traerán la
felicidad.

Estos niños no encajan en esos conceptos creados confusamente por todas las
generaciones precedentes, porque todas ellas fundaron una sociedad basada en
falsedades inhumanas, no en valores.

Está muy bien que hoy a los niños se les acostumbre a manejar aparatos como la
computadora y sus diversas herramientas, cuestiones muy de moda últimamente en
todos los sistemas educacionales, seguramente con la idea de que el temprano uso
de estas cosas los va a preparar mejor para la vida más adelante.

Sin embargo, es mucho mejor tratar de equilibrar el inmenso potencial mental y
espiritual que cada uno de estos niños trae consigo, no diciendo con esto que
todo lo anteriormente expuesto no sea importante, pero en todo caso debe ser sólo
complementario. Y es que la ciencia y la tecnología pueden ser útiles
herramientas pero no nos hacen más felices.

Otra característica muy importante que se debe tomar en cuenta es que no todos
los niños Índigo son iguales. Los llamamos Índigo como una manera de
reconocerlos por sus cualidades y potencialidades psicológicas, mentales y
espirituales más desarrolladas, pero no están hechos con molde.

Este punto es muy importante porque en la medida en que sepamos “guiar” a
estos pequeños, y subrayo esta palabra, podremos verlos más adelante aplicar
en la vida diaria todo esa capacidad que llevan dentro. Si por el contrario,
ellos no encuentran adecuada guía, todo ese potencial quedará dormido y se
convertirán en futuros ciudadanos igualmente condicionados como lo somos la
mayoría de nosotros.

Estos chicos, al tener los dos hemisferios cerebrales más dotados e
interconectados (el hemisferio izquierdo es el mental, lógico, racional, científico,
mientras el derecho es el intuitivo, artístico, espacial), pueden tener, sobre
todo en el colegio, verdaderos cortocircuitos con las estructuras educativas
tradicionales que se basan en el trabajo exclusivo con uno de los dos
hemisferios.

Entonces suelen aburrirse terriblemente, no desean ir al colegio porque no lo
encuentran atractivo y enriquecedor. Detestan hacer las tareas en el orden en el
que “la profesora lo dice”. Y entonces, como consecuencia, son
diagnosticados con Desorden de Déficit de Atención o con Hiperactividad. Y
comienzan los problemas.

Últimamente se escucha mucho de problemas de falta de atención e
hiperactividad en los niños de hoy. Una actitud muy común es tratar de
solucionar estos problemas con químicos como la famosa Ritalina
(metilfenidato). De este fármaco se sabe que la Administración Federal de
Reglamentación de Drogas (FDEA) coloca al Metilfedinato en la misma clase de
drogas que la morfina y otros con aplicación médica legítima, pero con un
alto potencial abusivo.

Los efectos colaterales (agitación, marcada ansiedad y tensión) de los
psicoestimulantes son muy comunes, y muchos médicos recomiendan disminuir de a
poco la dosis antes que interrumpir la medicación. La medición de los efectos
a largo plazo en medicación pediátrica está prohibida por dilemas éticos y
legales en relación a utilizar a niños como sujetos de prueba.

La Administración Federal de Alimentos y Drogas ha etiquetado en la Ritalina la
siguiente advertencia: “no hay todavía disponibles suficientes datos acerca
de la seguridad y eficacia de la utilización a largo plazo de la Ritalina en niños”

Esto demuestra que en los Estados Unidos, donde se toman muy en serio asuntos
relacionados con la salud, tanto física como mental, este punto ha entrado en
los terrenos de la polémica, y confronta directamente a todos aquellos que
opinan que bajo ningún concepto se debe suministrar esta droga.

Un acercamiento más coherente y humano, en caso de un aparente problema de
hiperactividad y/o falta de atención, sería analizar las posibles causas de
este tipo de actitudes en el niño, su entorno familiar, su propio proceso de
adaptación al medio, su relación con sus padres.

No hay que olvidar que los niños van a tener problemas de adaptación, por
ejemplo, con su medio educativo porque aún muchas escuelas se basan en técnicas
de memorización, técnicas que conforme pasa el tiempo se demuestran cada vez más
inconvenientes.

Por otro lado, estos niños no sólo tienen una gran inteligencia sino que su
carga espiritual es mayor. Están más predispuestos a las cuestiones del espíritu.
No es difícil encontrar pequeños que oran, repiten mantras o participan
encantados en ceremonias religiosas de todo tipo. Esta no es una característica
casual o circunstancial.

Estos niños hacen las cosas porque les nace de lo más profundo del corazón
porque su nivel de conciencia está en continua sintonía con las
manifestaciones de la espiritualidad más elevada. Hablamos de espiritualidad no
de religiosidad.

Estos niños no encuentran diferencia entre una religión u otra, todas están
bien mientras su discurso y actuación esté basado en coherentes valores. Si lo
analizamos fríamente, nos podemos dar cuenta que estos niños, adecuadamente
guiados, serán hombres y mujeres más integrales e integrados, donde ciencia y
espiritualidad convivirán en perfecta armonía.

En conclusión, podemos decir que no es sencillo ser un niño Índigo. Tampoco
es fácil ser padre o maestro de un niño Índigo. A grandes rasgos se han
abordado las principales características de estos nuevos niños, y la clave
para criarlos es el respeto, la atención, el estar continuamente atento a sus
necesidades y, sobre todo, el amor.

El proceso de adaptación es en realidad algo mutuo, cambiante, dinámico, como
sobrellevar un curso de especialización sobre la marcha, que requiere de años
y que una vez terminado ya no tiene posibilidad de enmienda o arreglo.

Usted sentirá continuamente que todo lo que cree saber, o que nos inculcaron,
no le sirve. Descubrirá con preocupación que debe de re aprender desde otra
perspectiva su manera de ver el mundo, la existencia, la vida.

Todo este esfuerzo, largo y a veces un tanto difícil, tendrá sus frutos cuando
vea que su pequeño “monstruo” se convierte en un niño feliz y usted, sin
quererlo, y gracias al amor que lo mueve, se convierte a su vez en una mejor
persona.

tomado del Portal Nueva Era.

El Índigo no acepta castigos


El Índigo no acepta castigos

El Índigo no acepta castigos, por ser una actitud irrespetuosa a la importancia de ser real, generándole temor, proceso de ira y más conflictos, volviéndolo más rebelde y odioso.

El Índigo no acepta castigos

Una disciplina amorosa

Zeno Manickan

El acto de disciplinar es necesario y deberá ser amoroso, no debe ofrecer castigos.

El Índigo no acepta castigos

El Índigo no acepta castigos, por ser una actitud irrespetuosa a la importancia de ser real, generándole temor, proceso de ira y más conflictos, volviéndolo más rebelde y odioso.

La disciplina amorosa es compartida de forma lógica y realista, debiendo sus actos ser de su absoluta responsabilidad, ofreciéndoles medios para resolver los problemas creados, respetando su dignidad. El Índigo tiene que saber cómo ejercer el control de su vida y estar apto para tomar decisiones y resolver sus propios problemas. En fin, sus padres, sus familias y sus profesores tienen que actuar con integridad y firmeza delante de ellos. Permítanles asumir sus propias responsabilidades, por más dolorosas que sean, a fin de poder ejercitar su real grandeza.

El consejero estadounidense, Dr. Robert Gerard, Ph.D, nos da una pequeña lista para el ejercicio de la disciplina amorosa:

– Mantenga al niño informado e involucrado en los asuntos.

– Dele explicaciones para prevenir malos entendidos.

– No reaccione nunca delante de su hijo.

– Evite dar órdenes.

– Mantenga siempre su palabra.

– Enfrente cada situación, al momento que acontece.

– No le pegue o le dirija palabras ofensivas e irrespetuosas.

– Permita que sus emociones demuestren amor.

– Si hubiera necesidad de reprensión, hágalo con sabiduría, dé un tiempo, hablando sobre la situación antes y después de la reprimenda.

– Aproxímese siempre después de una reprimenda, no permita que aflore ningún sentimiento de rabia o resentimiento.

Actuando así, su hijo lo respetará, por su sabiduría y prudencia, permitiendo que la energía Índigo fluya, amorosamente, entre ustedes. Un Índigo siempre agradece cuando ha pasado el momento de la reprimenda si hubiera un justo contacto amoroso disciplinario. O su sentido de responsabilidad y su inherente sabiduría reconocen el acierto de la situación.

Una observación muy importante: los padres descuidados pretenden que sus hijos Índigo asuman ese papel. No permitan esa situación. El hijo es hijo y el padre deberá ser padre, siempre. En caso de que ésto ocurra, el niño será sensiblemente perjudicado, en su relación, dejando de vivir su propia experiencia, o sea, la misión para la que está destinado, en este plano de vida.

Una sabia consejera espiritual sensible, dio el siguiente recado al Dr. Robert Gerard: Robert, su hija no necesita de padres. Lo que ella necesita es de un guía, de amor y disciplina. Ella conoce su propósito y su misión. Sea su guía. El aconsejado asegura que esta amorosa advertencia le ha ayudado mucho en su condición de padre de una hija Índigo.

Las inteligencias múltiples

En mis propias clases para los discapacitados de aprendizaje, tuve un sorprendente grupo en el que se contaban un niño que ostentaba el récord nacional en natación, estilo libre, en su categoría por edad; una niña que era modelo para una cadena de almacenes a nivel nacional; sobresalientes artistas y escritores; un niño con percepciones extrasensoriales; expertos contadores de cuentos; destacados estudiantes de matemáticas y muchos otros seres humanos de gran talento.

Empero, cuando éstos niños ingresan al colegio, los profesores y los padres hacen énfasis en su discapacidad.

Me recuerda la historia de los animales que decidieron crear una escuela parar trepar, volar, correr, nadar y excavar. No lograban ponerse de acuerdo acerca de cual materia era más importante, así que acordaron que todos los animales deberían tomar el mismo programa.

El conejo era experto en correr pero casi se ahoga en la clase de natación. La experiencia le produjo un trauma tan fuerte que nunca más pudo correr tan bien como solía hacerlo. El águila era maravillosamente ágil al volar, desde luego, pero su desempeño en la clase de excavar fue tan deficiente que la pusieron en un programa de nivelación que le tomaba tanto tiempo que pronto olvidó como volar.

Y así con los otros animales que también perdieron la oportunidad de destacarse en sus talentos porque se les obligó a hacer cosas que no respetaban su naturaleza original.

La forma como tratamos a nuestros niños se parece mucho a esta historia: hacemos caso omiso de sus dones y talentos mientras que los obligamos a desperdiciar horas en clases especiales o grupos de nivelación.

¡Las águilas deben volar!

Armstrong, 2000: 12-13

Ocho maneras de aprender

Hasta ahora los investigadores en pedagogía (Howard Gardner, 1983, Thomas Armstrong, 1993 y Elena María Ortiz de Maschwitz, 2000) afirman que los niñ@s tienen por lo menos ocho inteligencias, es decir, maneras de aprender o estilos de aprendizaje:

– la lingüística

– la lógica-matemática

– la espacial

– la corporal-kinética

– la intrapersonal

– la interpersonal

– la musical

– y la naturista.

Obviamente los niñ@s utilizan varias inteligencias a la vez, en varias proporciones. En una clase, se recomienda utilizar sistemáticamente todas las inteligencias. ¡Así ya nadie se aburre, empezando por el mismo profesor!

La primera es la inteligencia lingüística, que es la que se utiliza casi en dos tercios en el sistema educativo actual.

Estilo de aprendizaje Mecanismos de pensamiento Hábil con Material Herramientas pedagógicas Ejemplos
1.Lingüística En palabras, sensibilidad a los sonidos, estructuras, significados y funciones de las palabras y el lenguaje. Leer, escribir, hablar, contar cuentos, juegos de palabras.Hábiles para hablar, interpretar la lectura y comunicarse. Libros, grabadoras, papel, periódicos, revistas, historietas, diccionarios,etc.. Expresarse por medio de debates, entrevistas, charlas,periódicos, libros, folletos… Isabel Allende, Goethe, Borges,García Márquez,

Unamuno

La segunda es la lógica-matemática, utilizada casi en un tercio en el sistema educativo actual. Es una de las inteligencias del niño Índigo conceptual (descrito por Lee Carroll, 2000).

Estilo de aprendizaje Mecanismos de pensamiento Hábil con Material Herramientas pedagógicas Ejemplos
2.Lógico-matemática Razonamiento, sensibilidad y capacidad de distinguir patrones lógicos o numéricos, habilidad de manejar largos hilos de razonamiento. Experimentar, cuestionar, solucionar.Hábiles para la ciencia, la matemática, la resolución de problemas lógicos y el razonamiento. Ábacos,museos, laboratorios, experimentos,

computadoras,

etc

Explorar, pensar, asumir la solución de problemas, supuestos, dar soluciones a experimentos, investigar. Einstein, Pasteur, Edison, Marie Curie,David Foster.

Las demás inteligencias o tipos de aprendizaje son poco utilizados en los colegios, a pesar de ser de la misma importancia que las dos primeras y a pesar de que dan excelentes resultados con los chicos de la nueva generación, Índigo y otros, especialmente la inteligencia intra-personal, la naturista y la kinestética.

La tercera es la espacial, la inteligencia de las artes plásticas, del diseño y de la arquitectura.

Estilo de aprendizaje Mecanismos de pensamiento Hábil con Material Herramientas pedagógicas Ejemplo
Espacial En imágenes, dibujos y perspectivas: capacidad para percibir acertadamente el mundo visual y espacial, y para realizar transformaciones sobre las percepciones iniciales propias. Diseñar, dibujar, visualizar, hacer garabatos.Hábiles para el arte, la motricidad fina, el diseño, la escultura, la arquitectura. Artes plásticas, rompecabezas,ensamblajes,

modelos para armar (bloques, legos), videos, imágenes, laberintos, excursiones,

etc

Manejo de espacios reales, útiles para su bienestar y el de otros. Campamentos. Van Gogh, Colón, Rodin, Leonardo de Vinci,Madani.

La cuarta inteligencia, la corporal-kinéstética, es la perfecta con los niñ@s supuestamente hiperactivos, hiperkinéticos, con ADD, Índigo y otros. Son los chicos que nunca se pueden quedar tranquilos, sentados inmóviles en su asiento; eso es tortura y aburrimiento completo para ellos. Ellos requieren del movimiento para anclar o gravar la información. Además este estilo de aprendizaje orientado al sentido táctil, que sabemos que es muy desarrollado en los Índigo.

Estilos de aprendizaje Mecanismos de pensamiento Hábil con Material Herramientas pedagógicas Ejemplo
4.Corporal-kinética

(movimiento)

En sensaciones somáticas (cuerpo),capacidad para controlar los movimientos del propio cuerpo y para manipular objetos con destreza, perciben el mundo exterior a través de su cuerpo y su sentido táctil. Bailar, correr, brincar, construir, tocar, gestualizar, deportes, las artes marciales.Ágil con el cuerpo. Teatro, sala de psicomotricidad, sala de gimnasio,sala de trabajos manuales,

parques polifuncionales.

Participar en la realización de torneos deportivos, ferias (culturales, científicas, sociales), actividades físicas, movimiento,experiencias táctiles. Marceau, Wilson Pico, maestro Chi Kong,Alicia Alonso.

La quinta es la inteligencia musical, la cual es sumamente importante desde pre-natal hasta la tercera edad (leer el libro El efecto Mozart, también ver las bondades del método Suzuki).

 

 

consulta a Marianela Garcet, sobre terapias a distancia para Niños Índigo y/o Cristal